Reseñas

por Juan Manuel Cegarra Pedreño

Madrid, finales de 1972

Una ola de crímenes se cierne sobre la capital. El inspector que lleva el caso, Javier Manzano, trata de descubrir al asesino.

Un amor perdido y un diario cuidadosamente guardado encierran un secreto en el que se oculta toda la verdad.

Cristina es una joven estudiante de sicología. Gracias a su don especial, se verá envuelta en esta investigación sin precedentes para descubrir lo que se esconde tras los brutales asesinatos.

Ambos se unen para atrapar al mayor sicópata de todos los tiempos, que se oculta en un pasado turbio, lleno de dolor y odio.

Ninguno de los dos podrá imaginar el desenlace de todos esos horribles sucesos.

Leyendo El Legado del Mal enseguida se nota el gran trabajo de documentación que ha hecho el autor Carlos Dosel; ya no sólo en los marcos históricos de la década de los 40 y  de los 70, sino también en el marco social y político. Nostálgicas referencias a los vehículos de la época de los 70 mezcladas con descripciones  sublimes,  que me llevan a composiciones mentales a modo de fotograma de película, con todo lujo de detalles sin llegar a ornamentar en exceso hasta la saturación; además de un cuidado lenguaje exquisito, en el que no  sobra ni  falta una coma.

El ritmo narrativo es perfecto,  “in crescendo”, conforme  va colocando las piezas sobre el tablero, dando pistas a modo de pincelada sobre el antagonista. Deja un buen detalle sobre los cómics, un guiño muy especial.

Ambas historias, tanto la investigación de Manzano como la de Cristina y sus rutinas, funcionan y se complementan. El desenlace es como una espiral que acelera conforme te acercas al centro, sobre todo en ese punto ya es cuando la novela te atrapa y no te suelta.

La referencia a la corrupción y el personaje de Julián es apoteósico. En una palabra: Perfecto.

Los personajes están perfectamente trazados, hace una distinción clara entre buenos y malos y los secundarios Vero y Julián, hacen mejores a los protagonistas y se complementan extraordinariamente. Cada uno tiene sus grandes momentos en la trama.

Conclusión, historia, descripciones, lenguaje narrativo y psicología de personajes, más que excelente para ser la primera novela de Carlos Dosel.

Sólo queda esperar que el Inspector Javier Manzano resuelva más crímenes y nos dé más horas de buena lectura.

 CARLOS DOSEL

Carlos dosel (Cartagena 1970). Su vida transcurre entre la escritura y su trabajo como profesional de la Seguridad Privada.

Apasionante del género negro, ya desde muy pequeño, tenía claro ser escritor. Ha obtenido varios reconocimientos por sus historias y artículos en su blog DOSELADAS.

Su amor y pasión por las letras le lleva a escribir novelas tales como El Legado del Mal, su ópera prima y Sombras en el Faro. Tramas bien urdidas en ambientes históricos excelentemente desarrollados. El resultado de estas obras le ha granjeado un buen número de seguidores, consiguiendo el respaldo de muy buenos lectores.

Carlos Dosel promete volver con más trepidantes relatos en próximos títulos.

TWEETER, FACEBOOK: Carlos Dosel, @elrincondecarlosdosel, INSTAGRAM

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s